No hay productos en el carrito.

banner natural vs químico

La guerra de natural vs químico

Con muchísima frecuencia ocurre esta conversación sobre los productos para el cabello:

A : -¿Tus productos son limpios?
Yo: -¿A qué te referís con limpios?
A : – Libres de Sales, Sulfatos, Parabenos, Siliconas…y otros demonios.

Y ahí es cuando respiro hondo y en lugar de contestar con un llano, sí o no; me preparo para contarles desde la perspectiva de formulación cosmética y seguridad ambiental, para qué se usan estos ingredientes, si son o no ecoamigables y sobre la seguridad de su uso para su salud.

El objetivo es que vos mismo tomes las decisiones de una manera informada y no siguiendo una lista interminable que viste en un grupo de facebook, que ni ellos mismos logran seguir.

Me enloquece ver declaraciones como 100% natural, en las etiquetas de los productos. Primero necesito que partamos de esta premisa: No todo lo químico es malo, ni todo lo natural es bueno. El arsénico es natural y es malo. El bicarbonato de sodio es un leudante químico y es comestible. Otras cosas suenan químicas como el ácido acético (vinagre) pero son muy comunes. Otras dependen de la dosis para llegar a un nivel de toxicidad como el azúcar. Hay ingredientes que por separado son irritantes peligrosos como el hidróxido de sodio pero al mezclarse con ácidos grasoso (aceites y mantecas) ocurre una reacción química que da lugar a algo completamente diferente y seguro, como el jabón en barra. Obviamente todas estas formulaciones deben ser preparadas con conocimiento y porcentajes seguros. Recordemos que toda la materia que existe, todo lo que vemos y tocamos es el resultado de una reacción química, inclusive el agua.

Existe una razón por la que se desarrollan moléculas en los laboratorios: para lograr los efectos deseados que los ingredientes “naturales” no pueden lograr. Es muy común que quienes buscan todo natural-organico-artesanal-glutenfree tengan expectativas irreales del acabado del uso del producto, quieren un aceite, pero que no sea aceitoso; un shampoo que limpie y haga espuma pero sin químicos surfactantes; un acondicionador que desenrede pero que no tenga químicos tensoactivos… y así un sin número más de cosas imposibles. Si tuvieras un acondicionador sin tensoactivos, tendrías una masa aceitosa que no desenreda y te deja el cabello como sino te hubieras bañado en un año. Existen alternativas más naturales como usar un enjuague de vinagre al final del lavado, pero no desenreda el cabello y queda con el olor característico del vinagre, que a muchos no les encanta.

Siempre nos toca poner una balanza nuestras expectativas versus los resultados; y es aquí donde entra la perspectiva de un formulador cosmético.

Mi filosofía es: mínimos ingredientes, máximos resultados. Quiero usar sólo los ingredientes indispensables, es decir la menor cantidad posible para lograr ese producto que tengo en mente. Esto disminuye la incidencia de alergias, o al menos facilita identificar a cuales se está reaccionando desfavorablemente.

También tengo una lista de prioridades: #1 Venta y producción local #2 Resultado #3 Biodegradabilidad. Solo si un ingrediente indispensable no se encuentra de forma local, lo importo. Si existen varias opciones de ingredientes para lograr un mismo resultado voy a elegir la más biodegradable. Pero si la más biodegradable no me ofrece el mejor resultado voy a escoger la 2da opción que me de los mejores resultados aunque no sea la más biodegradable.

Ahora que tenés claro el porqué elijo o no algunos ingredientes, te presento una pequeña reseña de esos demonios que todo el internet te dice ¡No los uses!, para que entendás el para qué se usan, su seguridad y porqué sí o no decidí usarlos en mis formulaciones.

Sulfatos

Entonces entendamos para qué sirven los ingredientes por ejemplo los sulfatos son un tipo de surfactante, que quiere decir que limpia y hace espuma hay varios tipos de sulfatos por ejemplo lauril sulfato de sodio lauril sulfato de amonio. Son detergentes muy utilizados para muchos usos desde lavado de platos hasta el lavado de ropa e inclusive champús para el cabello. La pregunta es, ¿son malos? creo que hay champús con sulfatos buenos y malos la diferencia la hace la formulación. Yo lo explico de la siguiente manera: Es como un muelle, el surfactante tiene puertos abiertos listos para recibir la grasita y englobarla para que se la lleve el agua. Los sulfatos tienen mucha capacidad o sea muchos puertos abiertos listos para atraer esa grasita. Lo que hace diferente a un lavaplatos de un champú es cuántos de esos puertos han sido cerrados con emolientes (aceites, siliconas, tensoactivos) para reducir su capacidad de detergencia. Yo decidí formular los champús sólidos Cosatica sin sulfatos no tanto porque creo que son malos para el cabello, porque hay shampoos con sulfatos muy bien formulados; los hice sin sulfatos porque la alternativa que utilicé es un surfactante a base de coco es más biodegradable que los sulfatos, en este caso como podés ver le di más importancia a la biodegradabilidad.

Sales

Las sales a las que se hace referencia que deben evitarse es la sal de mesa, es decir, el cloruro de sodio. ¿Por qué se pide evitar el cloruro de sodio? porque en grandes cantidades puede ser secante como el agua de mar. Además también se utiliza como espesante del lauril sulfato de sodio, surfactante que acabamos de analizar. Un champú que no tiene sulfatos no tiene por qué tener cloruro de sodio. Los champús Cosatica no son a base de sulfatos ni tampoco son líquidos, así que no necesitan cloruro de sodio; sin embargo el surfactante que uso se considera químicamente una sal. Su molécula se llama Isetionato Cocoyl de Sodio, esa terminación – de sodio, la hace químicamente una sal pero no es cloruro de sodio (sal de mesa) ahí está la diferencia.

Siliconas

Las siliconas son uno de los ingredientes más satanizados por la cosmética natural. Se dice que son una capa plástica que asfixia tanto el cabello como la piel pero eso es falso, en realidad las siliconas son un subproducto del elemento de la tabla periódica llamada sílica o sílice que se encuentra en la arena del mar. Es un ingrediente que se considera inerte así como el vidrio, es incapaz de generar reacciones alérgicas en las personas, además permite el paso del oxígeno a través de ellas, por lo que no es cierto que asfixian la hebra o la piel. Crean un efecto oclusivo, que retiene la humedad evitando así la hidratación tanto de la piel como del cabello. En el caso de los cabellos muy porosos naturales o porque fueron químicamente tratados con tintes o decoloraciones, las siliconas son capaces de rellenar temporalmente esa porosidad, evitando el frizz, conservando la hidratación y protegiendo la hebra de la ruptura. Las siliconas modernas son lavables, eso quiere decir que no se mantienen indefinidamente agarradas de la hebra, sino que salen fácilmente con el champú en el lavado. Por la relación costo beneficio yo decidí utilizar silicona tanto en los productos para el cabello como para la piel porque son más sus beneficios que sus riesgos.

Parabenos

Los parabenos son un tipo de preservante que protege los productos de la contaminación por bacterias, hongos y levaduras. Los reconocerás porque tienen una terminación -parabeno en el nombre como metilparabeno, propilparabeno, etc.
Hay un peligro real de tener un producto contaminado, este puede agravar condiciones del cabello y la piel; por esta razón se utilizan preservantes para extender la vida útil de los productos cosméticos. Los parabenos no son peligrosos si se utilizan en las cantidades adecuadas el porcentaje de un preservante dentro de una formulación es una cantidad muy pequeña que puede ir desde el 0,025% hasta el 2%. Se sospecha que los parabenos podrían tener un efecto cancerígeno si se usan en altas cantidades. Como la mayoría de productos comerciales que se utilizan contienen parabenos llámese champú desodorantes, jabónes, lavaplatos, detergentes, cremas, lociones, geles y maquillaje creo que podría existir una sobrecarga de parabenos en nuestro cuerpo por esa razón yo decidí que los productos elaborados por Cosatica no tendrán parabenos. En su lugar utilizó extracto de semilla de toronja que mantiene la integridad de los productos por 1 año. Con excepción del Bloqueador Solar por regulaciones específicas de su producción. Un asunto interesante de los productos sólidos es que por tener sus moléculas tan unidas no necesitan de un preservante, por eso los jabones en barra, desodorantes en barra, champús y acondicionadores sólidos son libres de preservantes. Otra peculiaridad es que entre más ácida o alcalina es una solución, más hostil es ese ambiente para el crecimiento de bacterias, hongos y levaduras; por esa razón el Jabón Líquido de Castilla Cosatica al tener un Ph superior a 9, también es libre de cualquier tipo de preservante.

Alcoholes

Hay varios tipos de alcoholes, algunos de ellos se les llama alcoholes secantes, son líquidos volátiles e inflamables como lo es el alcohol etílico o el isopropanol, estos normalmente están presentes en los fijadores para el cabello como las lacas. Hay otro grupo de alcoholes llamados alcoholes grasos, por ejemplo el alcohol cetílico, que se comporta más como una cera o una grasa y no son volátiles. Su función es espesar y dar cuerpo al producto. Vas a ver presentes el alcohol Cetílico y el alcohol Cetoestearilico en cremas corporales y para peinar. Los productos Cosatica sí incluyen estos alcoholes grasos, pero no alcoholes secantes.

Como podés ver, no todo lo químico es malo, ni todo lo natural es bueno; los ingredientes químicos seguros son aliados indispensables de la cosmética porque complementan y maximizan los efectos de los ingredientes naturales de una forma muy especial.Espero que esta pequeña guía haya sido de utilidad para vos.

Si tenés preguntas, podés escribirlas en la sección de comentarios, posiblemente otras personas tengan la misma que vos.


Bibliografía:
Safety Assessment of Dimethicone, Methicone, and SubstitutedMethicone Polymers, as Used in Cosmetics

Butylparaben : Review of Toxicological Literature

 

Share this Post!

About the Author : nancylee


2 Comments
  1. Alejandra abril 22, 2021 at 2:27 pm - Reply

    Hace un tiempo encontré el método curly y me inscribí en algunas páginas. Al mismo tiempo comencé a leer por mi cuenta sobre las diferentes posiciones al respecto. En esos grupos definitivamente se satanizan los productos con sales, sulfatos, siliconas y casi operan como una secta, en la que hay que seguir sus mandamientos. Dios guarde recomendar algún producto no apto.
    Finalmente, decidí usar lo que le caiga bien a mi pelo, lo que le sirva, y para eso hay que probar. Y dejo a mi pelo que sea como es., sin forzarlo.
    Anteriormente he comprado los productos de CosaTica y me encantan.
    Creo que como en todo, el equilibrio es la clave. Ni productos desbordantes de químicos, como alisset, tintes fuertes, etc, ni tampoco SOLO lo estrictamente natural sin ningún químico.

    • nancylee abril 26, 2021 at 4:16 pm - Reply

      Gracias por compartir tu experiencia y enriquecernos con tus puntos de vista.

Send a Comment

Your email address will not be published.